Cuentos tradicionales


 1. B1¿Sabes como se llaman estos cuentos en español?
Practica el subjuntivo a partir de los cuentos. Jugaremos en equipos de cuatro:
 tarjetas subjuntivo


.2. B1 Ahora responde verdadero o falso. Los cuentos tradicionales se caracterizan por:
a) tener una moraleja
b) tener personajes que son animales
c) tener personajes típicos
d) tener una estructura complicada llena de aventuras
e) tener un final abierto
f) tener lugar en lugares comunes
g) empezar con frases hechas
h) la posibilidad de que existan elementos mágicos

La estructura y personajes de los cuentos según Propp:
http://aficioning.com/escribir/la-estructura-de-un-cuento.php

Intenta relacionar algunas de las 31 funciones de Propp con los cuentos que hemos citado arriba:
1. Ale­jamiento. Uno de los miem­bros de la familia se aleja.
2. Pro­hibi­ción. Recae una pro­hibi­ción sobre el héroe.
3. Trans­gre­sión. La pro­hibi­ción es trans­gre­dida.
4. Conocimiento. El antag­o­nista entra en con­tacto con el héroe.
5. Infor­ma­ción. El antag­o­nista recibe infor­ma­ción sobre la víc­tima.
6. Engaño. El antag­o­nista engaña al héroe para apoder­arse de él o de sus bienes.
7. Com­pli­ci­dad. La víc­tima es engañada y ayuda así a su agre­sor a su pesar.
8. Fechoría. El antag­o­nista causa algún per­juicio a uno de los miem­bros de la familia.
9. Mediación. La fechoría es hecha pública, se le for­mula al héroe una peti­ción u orden, se le per­mite o se le obliga a mar­char.
10. Aceptación. El héroe decide par­tir.
11. Par­tida. El héroe se mar­cha.
12. Prueba. El donante somete al héroe a una prueba que le prepara para la recep­ción de una ayuda mág­ica.
13. Reac­ción del héroe. El héroe supera o falla la prueba.
14. Regalo. El héroe recibe un objeto mágico.
15. Viaje. El héroe es con­ducido a otro reino, donde se halla el objeto de su búsqueda.
16. Lucha. El héroe y su antag­o­nista se enfrentan en com­bate directo.
17. Marca. El héroe queda mar­cado.
18. Vic­to­ria. El héroe der­rota al antag­o­nista.
19. Enmienda. La fechoría ini­cial es reparada.
20. Regreso. El héroe vuelve a casa.
21. Per­se­cu­ción. El héroe es perseguido.
22. Socorro. El héroe es aux­il­i­ado.
23. Regreso de incóg­nito. El héroe regresa, a su casa o a otro reino, sin ser recono­cido.
24. Fin­gimiento. Un falso héroe reivin­dica los logros que no le cor­re­spon­den.
25. Tarea difí­cil. Se pro­pone al héroe una difí­cil mis­ión.
26. Cumplim­iento. El héroe lleva a cabo la difí­cil mis­ión.
27. Reconocimiento. El héroe es recono­cido
28. Desen­mas­caramiento. El falso queda en evi­den­cia.
29. Trans­fig­u­ración. El héroe recibe una nueva apari­en­cia.
30. Cas­tigo. El antag­o­nista es cas­ti­gado.
31. Boda. El héroe se casa y asciende al trono.


. 3.  B2 Ahora lee las características que vas a encontrar aquí e intenta aplicarlas a alguno de los cuentos del dibujo de arriba:
http://www.materialesdelengua.org/LITERATURA/TEXTOS_LITERARIOS/CUENTOS/contar/clasificacion.htm

Hoy en día podemos encontrar los cuentos en numerosos formatos:

Interactivo


En video
En línea:
En audio:
En papel:
Este es el cuento del queso de la vieja y el viejo.
Vino el ratón y se quiso zampar el queso de la vieja y el viejo.
Y el gato quiso comerse al ratón que se quiso zampar el queso de la vieja y el viejo.
Vino el perro y quiso morder el rabo al gato cuando quería comerse al ratón que se 
quiso zampar el queso de la vieja y el viejo.
El palo llegó para pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería 
comerse al ratón que se quiso zampar el queso de la vieja y el viejo.
Entonces, el fuego quiso quemar el palo que quiso pegarle al perro que quiso morder 
el rabo al gato que quería comerse al ratón que se quiso zampar el queso de la vieja y 
el viejo.
Pero el agua vino a apagar el fuego que quiso quemar el palo que quiso pegarle al 
perro que quiso morder el rabo al gato que quería comerse al ratón que se quiso 
zampar el queso de la vieja y el viejo.
Apareció el buey para beberse el agua que vino a apagar el fuego que quiso quemar el 
palo que quiso pegarle al perro que quiso morder el rabo al gato que quería comerse 
al ratón que se quiso zampar el queso de la vieja y el viejo.

4. B1 ¿Qué técnica de los cuentos tradicionales se utiliza aquí? ¿Cuál crees que es el objetivo de esta técnica?

5. EJERCICIOS para trabajar los rasgos del cuento tradicional a partir de la lectura de Caperucita en Manhattan, de Carmen Martín Gaite (ed. Siruela). Material extraído de  Unidades Didácticas de la antología de literatura española para las secciones bilingües de Polonia.

I. TOMA DE CONTACTO
Antes de conocer a la autora, a partir de su foto imagina:

a) Nacionalidad
b) Edad
c) Tipo de novelas que escribe
d) Carácter

II. ENTRANDO EN MATERIA
1. Para conocer más sobre la vida de Carmen Martín Gaite vas a visitar una página de internet www.escritoras.com y buscar las respuestas a las siguientes cuestiones:
a) ¿Dónde nació? ¿Cuándo nació?
b) ¿Dónde estudió?
c) ¿Cómo se llamaba la tesis que presentó en la Universidad de Madrid?
d) ¿Con quién se casó en 1954?
e) ¿Cuándo y dónde murió?
f) Di el nombre de tres novelas de Martín Gaite

2. Primero vas a leer la historia original de Caperucita Roja.

Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a menudo porque le gustaba tanto, que todo el mundo en el pueblo la llamaba Caperucita Roja. Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque, recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí un lobo malvado.
Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas, los ciervos...
De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.
- ¿A dónde vas, niña?- le preguntó el lobo con su voz ronca.
- A casa de mi Abuelita- le dijo Caperucita.
- No está lejos- pensó el lobo para sí, dándose media vuelta.
Caperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores:
- El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles.
Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo. El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta.
La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada.
- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!
- Son para verte mejor- dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.
- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!
- Son para oírte mejor- siguió diciendo el lobo.
- Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!
- Son para...¡comerte mejoooor!- y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita...

3. Ahora vas a leer un fragmento de una novela de Carmen Martín Gaite, que es una versión del cuento de Caperucita Roja; la novela se llama Caperucita en Manhattan.


Capitulo once: Caperucita en Central Park
Sara se encontró sola en un claro de árboles de Central Park; llevaba mucho rato andando abstraída, sin dejar de pensar, había perdido la noción del tiempo y estaba cansada. Vio un banco y se sentó en él, dejando al lado la cesta con la tarta. Aunque no pasaba nadie y estaba bastante oscuro, no tenía miedo. Pero sí mucha emoción. Y una leve sensación de mareo bastante gustosa, como cuando empezó a levantarse de la cama, convaleciente de aquellas fiebres raras de su primera infancia. El encuentro con miss Lunatic le había dejado en el alma un rastro de irrealidad parecido al que experimentó al salir de aquellas fiebres y acordarse de que a Aurelio ya nunca lo iba a conocer. [...]
Estaba tan absorta en sus recuerdos y ensoñaciones que, cuando oyó unos pasos entre la maleza a sus espaldas, se figuró que sería el ruido del viento sobre las hojas o el correteo de alguna ardilla, de las muchas que había visto desde que entró en el bosque. Por eso cuando descubrió los zapatos negros de un hombre que estaba de pie, plantado delante de ella, se llevó un poco de susto. [...]
Pero al alzar los ojos para mirarlo, sus temores se disiparon en parte. Era un señor bien vestido, con sombrero gris y guantes de cabritilla, sin la menor pinta de asesino. Claro que en el cine ésos a veces son los peores. Y además no decía nada, ni se movía apenas. Solamente las aletas de su nariz afilada se dilataban como olfateando algo, lo cual le daba cierto toque de animal al acecho. Pero en cambio la mirada parecía de fiar; era evidentemente la de un hombre solitario y triste. De pronto sonrió. Y Sara le devolvió la sonrisa.
- Qué haces aquí tan sola, hermosa niña? —le preguntó cortésmente—. ¿Esperabas a alguien?
- No, a nadie. Simplemente estaba pensando.
- ¡Qué casualidad! —dijo él—. Ayer más o menos me encontré a estas horas una persona que me contestó lo mismo que tú. ¿No te parece raro?
- A mí no. Es que la gente suele pensar mucho. Y cuando está sola más.
- ¿Vives por este barrio? —preguntó el hombre mientras se quitaba los guantes.
- No, no tengo esa suerte. Mi abuela dice que es el mejor barrio de Manhattan. Ella vive al norte, por Morningside. Voy a verla ahora y a llevarle una tarta de fresa que ha hecho mi madre.
De pronto, la imagen de su abuela, esperándola tal vez con algo de cena preparada, mientras leía una novela policíaca, le parecía tan grata y acogedora que se puso en pie. Tenía que contarle muchas cosas, hablaría hasta caerse de sueño, sin mirar el reloj. ¡Iba a ser tan divertido!
De la transformación de miss Lunatic en madame Bartholdi no le podía hablar, porque era un secreto. Pero con todo lo demás ya había material de sobra para hacer un cuento bien largo.
Se disponía a coger la cestita, cuando notó que aquel señor se adelantaba a hacerlo, alargando una mano con grueso anillo de oro en el dedo índice.
Le miró, había acercado la cesta a su rostro afilado rodeado de un pelo rojizo que le asomaba por debajo del sombrero, estaba oliendo la tarta y sus ojillos brillaban con cordial codicia.
—¿Tarta de fresa? ¡Ya decía yo que olía a tarta de fresa! ¿La llevas ahí dentro, verdad querida niña?
Era una voz la suya tan suplicante y ansiosa que a Sara le dio pena, y pensó que tal vez pudiera tener hambre, a pesar del aspecto distinguido. ¡En Manhattan pasan cosas tan raras!
[...]
- A mi abuela le encanta bailar. Ha sido una artista muy conocida. Se llama Gloria Star.
- ¡Gloria Star!- exclamó Mister Woolf, mirando al vacío con ojos soñadores-. Nada podrá descubrir quien pretenda negar lo inexplicable. ¡Qué gran verdad!
- No te entiendo bien. ¿La conoces?- preguntó Sara, mirándole con curiosidad.
- La oí cantar varias veces cuando yo era casi un chiquillo y vivía en la calle 14. Parece un sueño. Era una mujer extraordinaria tu abuela.
- Sigue siendo extraordinaria- afirmó Sara-. Y además, te va a dar la receta de la tarta de fresa. Que no se te olvide.
- De acuerdo. Me consume la impaciencia. Vamos, Sara. Tenemos que salir para casa de tu abuela inmediatamente, cada uno en una limousine, ya que a ti te gusta ir sola, según has dicho.

4. Imagina cómo termina la historia de esta peculiar versión de Caperucita Roja. Si has leído el libro ¿Qué final le darías tú?

5. Vamos a continuar trabajando con el cuento de Caperucita. Explica las diferencias que existen entre la historia clásica y la versión de Carmen Martín Gaite. Para ello observa los puntos que resumen el cuento original:
PRESENTACIÓN
a) Caperucita vive con sus padres en una aldea, mientras que su abuela vive sola en una casita en el centro del bosque.
b) La abuela de Caperucita enferma. Ante la imposibilidad de visitarla ella misma, la madre la envía a casa de la abuela con un cesto de provisiones en el que hay un bizcocho.
c) Antes de partir la madre advierte a caperucita quen o se detenga en el camino ni hable con nadie.

NUDO
d) Caperucita desobedece la orden materna. Se detendrá a coger avellanas, perseguir mariposas, hacer ramilletes de flores y, sobre todo, a charlar con el compadre lobo, contándole ingenuamente a donde se dirige.
e) El compadre lobo propone a la niña un juego: correr para ver quién llega antes a la casa de la abuela. ël, utilizando un atajo, llega el primero y devora a la anciana. Se disfraza con sus ropas, se mete en su cama y aguarda la llegada de la niña.

DESENLACE 1
f) Cuando ésta llega, la falsa abuela le ruega que se meta con ella en la cama para calentarse. Caperucita empieza a observar las diferencias corporales entre el compadre lobo y su abuela, hasta que el descubrimiento de sus enormes dientes revela la verdad, pero ya es tarde y también es devorada por el lobo.

DESENLACE 2
g) En la versión de los hermanos Grimm, el cazador rescata a la abuela y a la niña.

DIFERENCIAS
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................
......................................................................................................................

6. Ahora vamos a establecer analogías con los personajes. ¿Quién es quién y cómo se transforman? ¿Qué función tiene cada personaje?
Caperucita:
La madre de caperucita:
Las provisiones para la abuela:
La abuela:
El lobo:
El cazador:

7. ¿Cómo es el nuevo bosque? Para responder a esta pregunta también puedes ir al apartado "espacio" de este blog.


8. ¿Qué aprende Caperucita en el cuento original y qué aprende en la novela de Caperucita en ManhattanPara este punto ir a la entrada de este blog titulada "La caperucita de Chanel".

9. Para conocer más novelas de Carmen Martín Gaite te vamos a dar una lista. De la lista elige una novela e imagina su historia.
El Balneario. (1955)
Entre visillos. (1958)
Las ataduras. (1960)
Ritmo lento. (1963)
Retahílas. (1974)
Fragmentos de interior. (1976)
El cuarto de atrás. (1978)
Nubosidad variable. (1992)
La reina de las nieves (1994)
Lo raro es vivir. (1997)
Irse de casa. (1998)
Los parentescos (2001)

    Mi novela es....
    ....................................................................................................................

    10. Elige una de las siguientes frases de la autora y explícala con tus palabras:
    A. La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente.
    B. La libertad es para soñarla.
    ..................................................................................................................
    ..................................................................................................................
    ...................................................................................................................
    ..................................................................................................................
    ..................................................................................................................
    ..................................................................................................................
    ..................................................................................................................
11. Ahora vamos a adaptar un cuento tradicional a la actualidad. Para ello tienes primero que:
1) Elegir el cuento y resumirlo en pocas frases
2) Dividir en cuento en presentación-nudo-desenlace.
3) Identificar las funciones de los personajes
4) Observar el espacio en el que transcurre
5) Responder a la pregunta: ¿Qué intenta enseñar este cuento?

A continuación puedes llevar a cabo la adaptación:
1) Resume tu versión del cuento
2) Escribe brevemente qué va a pasar en cada parte.
3) Concéntrate en los personajes: ¿Qué rasgos nuevos van a tener? ¿Seguirán teniendo la misma función?
4) ¿Dónde va a trascurrir la historia? ¿Qué elementos nuevos va a tener?
5) ¿Qué va a aprender el personaje? ¿Qué mensaje transmite el cuento con respecto a la versión original?

Puedes utilizar alguno de los principios y finales de los cuentos tradicionales:

Principios y finales de cuentos tradicionales
http://www.elhuevodechocolate.com/cuentos/cuentos7.htm


PARA LEER Y ESCUCHAR CUENTOS:

Leer leyendas españolas:
http://www.hadasyleyendas.net/leyendas.htm

Escuchar cuentos del mundo:
http://albalearning.com/audiolibros/cuentos/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada